¿Qué es la razón si no una muestra de que estamos vivos?

Ortega y Gasset sostenía que la razón y la vida son inseparables, la razón es una función de la vida y la vida no tiene sentido sin la razón.
Por lo tanto, ¿por qué intentar despegar el pensamiento, el conocimiento, la lógica y el saber de la vida cotidiana? ¿Por qué poner trabas a estudiar filosofía?
¿Por qué se toma esto como una pérdida de tiempo cuando en realidad estamos haciendo aquello que es básico en la vida? Razonar.
Porque las personas debemos buscar las razones, pensar, comernos el coco y morirnos del dolor de cabeza después, ¿qué sería la vida sin pensar en aquello que nos preocupa o aquello que nos pasa o simplemente aquello que anhelamos que pase? No sería nada.
La vida es pensar, en lo que hemos hecho y en lo que haremos, no tener las cosas bajo control siempre, solo adoptar las ideas que queremos tener en la mente y hacerlas nuestras.
La vida es preguntar y preguntarse, buscar respuestas y al menos contemplar la posibilidad de que no todo es seguro al 100%.
Y es que al fin y al cabo, ¿Qué es lo que un humano siempre deseará?
Encontrar una razón para darle a la vida y mientras tanto, vivirla.
Anuncios

Un comentario sobre “¿Qué es la razón si no una muestra de que estamos vivos?

  1. Y sin embargo el que aspire a vislumbrar el principio motriz originario y prístino que nos hace deambular como sujetos separados en la Tierra se verá obligado a detener ese flujo incesante de reflexión y raciocinio para limitarse a atestiguar la causa de las causas por medio de la sola presenciación y ausente de todo discurso de intelecto, entendimiento lógico, algebraico, matemático o lingüístico… para pasar a zambullirse sin remilgos en el reino de lo abstracto.

    Porque, tras mucho divagar sobre el porqué del devenir de nuestra percepción mundana, definible y ordenada… -esa ilusión tenaz que amanece cada día en nuestro lecho matutino individual y solitario- …finalmente se comprende que el panorama que se aprecia como escenario de vida venía siendo creado y sostenido por semejante flujo de pensamiento constante, reiterado… y mantenido en soliloquio continuo, obstinado, reincidente.

    Nuestro universo privado al completo estaba siendo generado a tiempo real al amparo de nuestro mero enjuiciamiento. Y su afán no es otro que aspirar a hacer del caos algo lógico. ‘Desatino controlado’ como alegaba Juan Matus.

    Una empresa de inocentes soñadores… quijotescos y argonautas.

    And, by the way…:

    ¡Qué espléndidas fotos! Sabes bien cómo elegirlas y hasta en ese simple acto de selección y escogencia se aprecia hasta qué punto conformas todo un vórtice de creatividad artística con criterio, cognición, sentimiento y fundamento.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s