Ying y yang

Hubo un momento de silencio
No se veía la luna en el cielo
Las nubes aclaraban lo oscuro de la noche
Como si la luz fuese a mejorar este desastre
Todo quedo en pausa
No se te oía andar
Te habían derrotado quizás
Ya no te querías levantar
Las nubes abrieron paso a la Luna
y te lloró
y tu la oíste lamentarte
Y te pusiste en pie
Hubo un momento en el que solo se oía a la Luna llorar
por ti
Y fue en ese momento en el que te vio
Seguías con vida
Y rugiste a la Luna
Y la tierna oscuridad volvió a tu cuerpo
y todo el universo se enteró de que habías vuelto
Quizás te habían derrumbado
pero un lobo solo muere cuando la Luna ya no le busca
Y tu siempre fuiste el animal favorito de esa estrella- lo negro en lo blanco, lo blanco en lo negro-
No dejarás de rugir.
No mientras la Luna te lo pida, y aunque a veces todo este en silencio y haya luz, tu rugido apagará las voces que una vez intentaron callarte a ti.
Anuncios

2 comentarios sobre “Ying y yang

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s